parallax background
 

Historia de Casitas Maraika


A fines de la década de los 70, Josefina Partida hizo un paseo en lancha a la playa de Las Ánimas y se enamoró de este lugar. Sus montañas de selva tropical, sus playas de arena blanca y su mar azul cristalino hicieron que quisiera quedarse ahí por siempre. Después de varias visitas decidió que era aquí donde quería construir su cachito de paraíso en la tierra. Un día, en una servilleta de papel firmó con Don Jesús Andrade, miembro de la comunidad indígena de Chacala, el contrato que dio comienzo a esta aventura.

Desde entonces este lugar se ha ido convirtiendo en uno de los rincones más bellos y exclusivos para hospedarse en México, en donde el respeto por el ecosistema y la magia esencial que enamoró a Josefina, se combinan con un ambiente entrañable y acogedor.

parallax background

 

CONCEPTO


Casitas Maraika está enclavado en la Sierra Medre Occidental, donde la montaña toca al Océano Pacífico, por lo que la naturaleza marina convive con la de la selva tropical.
En este pedacito de selva protegida, tendrás la oportunidad de escuchar el canto de una parvada de pericos, contemplar las acrobacias de los delfines a la distancia, admirar las habilidades cazadoras de los pelícanos surcando las olas del mar, o disfrutar el espectáculo de las múltiples mariposas de colores adornando el cielo. Todo, mientras disfrutas deliciosos y diversos platillos internacionales, acompañados de cocteles exóticos y un servicio excepcional.

Además contamos con una gran variedad de actividades y servicios que harán de tu estancia en el hotel o club de playa, una experiencia única, divertida y vigorizante. Desde caminatas guiadas por la selva y actividades acuáticas, hasta masajes terapéuticos, clases particulares de yoga, fiestas en la playa y sesiones de música en vivo.